HOME       VOLUNTEER OVERSEAS       BLOGS

Wednesday, December 16, 2015

“Cada uno de nosotros es una estrella y todos merecemos brillar.” Marilyn Monroe

Hace tres meses comenzó una nueva aventura y al mismo tiempo un nuevo reto… hoy día pienso en todo lo que hemos pasado como equipo, recuerdo con cariño los buenos momentos y también las dificultades que hemos atravesado. En cierta manera percibo como la nostalgia y alegría invaden mi mente al recordar la cantidad de mujeres agricultoras que hemos conocido y que han abierto su corazón para contarnos sus historias que en varios casos son muy tristes, también por las grandiosas personas que he conocido este cohort, voluntarios que han puesto un 100% de esfuerzo y amor en las actividades.


Por otro lado, ya hablando de la experiencia, debo admitir que en mi corazón tenía mucho miedo de no poder cumplir con las tareas que se me asignen y tenía mucho más miedo por lo pesado que podría resultar el trabajo físico que requería el proyecto; creo que el origen de ese temor era que nunca había realizado actividades de construcción o ni siquiera había alzado una pala o picota, es por eso que agradezco al programa por haberme dado la oportunidad de desafiarme a mí mismo. Veo ahora en mí un ejemplo claro de que todos somos capaces de realizar cualquier actividad que queramos, siempre y cuando tengamos la motivación y deseo de trabajar.

La segunda parte de mi historia se ve reflejada en la experiencia como Coordinador de proyecto. Realmente, esta ha sido la experiencia más enriquecedora y al mismo tiempo desafiante, el desafío era lograr que mi equipo me acepte como su líder y que al mismo tiempo yo sea capaz de transmitir la motivación que el equipo necesitaba. Me siento agradecido con los voluntarios de mi proyecto ya que he percibido su cooperación y ánimos de terminar con las tareas de la mejor manera posible, además que siento que el éxito de mi jornada como Coordinador se ha debido a que el equipo apoyo mis decisiones en todo momento con una actitud de critica positiva con el propósito de mejorar las actividades o ideas que realizamos durante el cohort.


Es de esta manera que considero necesario resaltar los nombres de los ciudadanos activos que han trabajado conmigo en estos tres meses, personas por las cuales siento mucho respeto y también cariño. Mi equipo… el equipo del Proyecto de Mujeres Empoderadas. Cada uno de ellos ha aportado con un invaluable trabajo a la consecución de los objetivos que nos habíamos planteado al principio del cohort: Alice, Natalie, Karen, Varinia, Elizabeth, Valeria, Rahima, Karen, Harry y Richard. Solo me queda decirles lo agradecido que estoy por el esfuerzo y dedicación que han puesto en todas las tareas en las que hemos trabajado.

Creo que el trabajo realizado durante este cohort ha sido efectivo por los temas que hemos abarcado, ya sea por la elaboración de talleres o por el soporte físico en la construcción de carpas solares a las mujeres agricultoras de El Alto. Los talleres han estado relacionados a la violencia contra la mujer, derechos humanos de la mujer, diferencias entre sexo y genero, métodos anticonceptivos, nutrición para los niños y reciclaje para la agricultura urbana. Gracias a nuestro Partner FOCAPACI por permitirnos alcanzar a la población con la que trabajan!

Opino que no soy el único que valora mucho el esfuerzo y la energía positiva que los voluntarios han dedicado al proyecto sino también las productoras de El Alto que en varias oportunidades tienen problemas de salud o su única manera de generar ingresos es a través de la producción agrícola en sus propios hogares.

Puedo felizmente decir que me siento orgulloso del trabajo que hemos realizado durante estos tres meses, no solo del trabajo que hemos realizado sino también de la amistad que hemos logrado formar y que estoy seguro nunca se perderá.


Finalmente, quiero agradecer a cuatro de mis compañeras Team Leaders: Lorena de la Torre por ser mi maestra y amiga, por apoyarme en mis decisiones y trabajar de la mano conmigo. A Sinead Morgan por aconsejarme y ser mi amiga incondicional. A Raquel Peña por ayudarme a crecer cada día más y enseñarme experiencias invaluables. Por último pero no menos importante a Louise Furness que creyó en mi desde el primer día en el que nos conocimos.

Adelante COHORT 14 que nos queda por impactar mucho más nuestro hermoso mundo!

No comments:

Post a Comment