HOME       VOLUNTEER OVERSEAS       BLOGS

Monday, May 25, 2015

Quizás quieras agarrar una silla, pero solo necesitarás sentarte en la punta!

Quizás quieras agarrar una silla, pero solo necesitarás sentarte en la punta!
Hace siete semanas estaba en mi dormitorio empacando frenéticamente, dejé todo para el último minuto, obviamente, a mi estilo; de repente me di cuenta que iba a tomar un vuelo de 24 horas al otro lado del mundo para hacer… algo. Que cosa exactamente? No estaba segura! Lo único que sabía con certeza es que iba a trabajar en el proyecto de Agricultura Urbana ensuciándome las manos, eso es lo que suponía… al menos estaba en lo correcto en eso.

Adelantamos la cinta hasta ahora, sentada en “El Clásico”, para quienes no lo sepan es un café/restaurant (llamado en realidad Blueberries) al que mi amiga Ruby y yo venimos todos los días sin excepción y ordenamos siempre lo mismo. Ellos nos conocen tan bien ahora que ni siquiera necesitamos ordenar! Son estos pequeños detalles los que hacen que mi vida aquí sea tan cómoda y que parezca que he estado viviendo aquí por años. Ya me acostumbre al ritmo de vida acá y me encanta! O sea, a quien no le gustaría si cuando te levantas estás rodeado por el mejor y más bello escenario, ver inmensas montañas hasta donde alcanza la vista.
Es una coincidencia que en la cima de una de esas montañas de El Alto es donde mi equipo de ensueño y yo trabajamos parte de  la semana. Déjenme pintarles un cuadro de cómo es. Piensen en una India Sudamericana; ruidosa, sucia, colorida, caótica, autos yendo donde quieran sin ningún cuidado! Tiendas de comida donde sea, y en medio del bullicio, la gente solo intenta ganarse el pan de cada día. En mi opinión es una vida que está a miles de kilómetros de La Paz, aunque sea solo un viaje de 20 minutos en teleférico (estoy segura que escucharon sobre eso en blogs anteriores.). Me encanta el contraste y la diversidad en ambos lugares.Fa ent
﷽﷽﷽iendo aqun bien ahora que ni siquiera necesitamos ordenar!
El día comienza a las 8 en punto cuando tenemos que encontrarnos e iniciar, a menudo, un laaaargo viaje hasta las casas de las familias que están esparcidas alrededor de esta enorme ciudad. Cuando nos bajamos, hacemos una caminata a través de la parte más rural de la ciudad, poniéndonos bloqueador solar, atrayendo a los perros rabiosos, cargando herramientas y siempre comiendo nuestro segundo desayuno. Así es, los “Gringos” han llegado!

 Actualmente, nuestro proyecto está trabajando con la pareja más linda de El Alto; Perpetua y Saúl, quienes tienen un invernadero (en su patio trasero) en el que estamos trabajando. Trabajar ahí, físicamente hablando, fueron los días más duros de trabajo que alguna vez tuve que hacer! Ni bien llegamos a su casa nos dieron Coca-Cola (El jugo del diablo, déjenme decirles, todos estamos enviciados ahora!) su hospitalidad es increíble y con ese espíritu comenzamos el trabajo.


 Ahora después de dos semanas, el invernadero está construido y en su máxima gloria! Techo y todo, lo hicimos con sangre, sudor y lágrimas, lo mejor de todo es que será de mucho uso para la familia. Los adobes - bloques de lodo - (sorprendentemente) vivirán muchísimos años (los adobes ya tenían diez años al empezar), eso es lo que más me gusta de Bolivia/los bolivianos son tan inventivos al crear recursos!


 La próxima semana iremos a comenzar la plantación dentro del invernadero. Puedo adelantar que será muy bonito y sudoroso ahí adentro, oh! El gozo de ser un jardinero!

El resto de la semana generalmente trabajamos en la oficina. Esta semana estábamos apurados por terminar de organizar una feria/mercado ecológico con productos de las productoras de APU. La feria se llevará a cabo en “La Casa de los Ningunos”, una joya de lugar situada en la calle menos esperada de La Paz. “La Casa de los Ningunos” es un centro comunitario donde hay charlas interesantes y comida vegetariana increíble. Una locación perfecta para la feria.

Después de una larga pero productiva semana de trabajo, el Sábado ha llegado, el día de la feria. Todos llegamos a “La Casa Ningunos” súper listos  (como pueden imaginarse) y empezamos a preparar la feria. En el mejor espacio colocamos nuestra pequeña tienda hecha a mano, hecha con paletas que conseguimos (humildemente de la imprenta más grande de Bolivia. Ja!) Esto es solo un día con el equipo de Agricultura Urbana!


Con los globos y la señalización lista, fuimos a tratar de llamar al público en general para que vengan a la feria, la cual estuvo sorprendentemente buena e hizo que las mujeres vendan TODOS su productos que trajeron. Creo que esa es una señal de lo bien que nos fue. Huelo que habrá una segunda feria a la vuelta de la esquina.


 Por la tarde, dijimos adiós a una de nuestras amadas coordinadoras de los proyectos; Eugenia, quien se va a EE.UU para comenzar una nueva aventura en la escuela de negocios de Harvard después de salir tercera en una competición a nivel mundial organizada por el Banco Mundial! La tarde fue espectacular, toda la oficina fue y creo que la despedimos con las mejores vibras!

Afortunadamente, puedes decir que nunca hay un momento aburrido en La Paz, ya sea social o laboralmente! Una gran barra para todos, los amo! Tengo tanta suerte de haber conocido a todos y es una bendición que todos nos llevamos bien. Un agradecimiento especial a mis cooperantes y mis coordinadores, ya que el trabajo no sería el mismo sin ellos.



Viviendo al máximo, traigan el siguiente reto…

No comments:

Post a Comment