HOME       VOLUNTEER OVERSEAS       BLOGS

Monday, February 9, 2015

Mi Vida en Bolivia

Escrito por Myles Apparicio

Estas tres primeras semana sin duda han sido unas de las más memorables de mi vida, empezando con el encuentro con todos los voluntarios del Reino Unido en el aeropuerto de  Gatwick después de no haberlos visto desde que los conocí a todos en York en noviembre; la hora de comida en el aeropuerto fue un buen lugar para ponerse al día con ellos. Después de tres vuelos y una duracion de casi un día de viajar  llegamos muy cansados pero ansiosos 24 voluntarios del Reino Unido a La Paz, la sede de gobierno de Bolivia.

Lo primero es lo primero, nos dirigimos directamente a la oficina, que es básicamente en pleno corazón de la ciudad, y aquí fuimos recibidos por nuestras familias de acogida - una muy cálida bienvenida de hecho. Tan pronto como llegamos a la casa en la que yo estaría viviendo por las próximas diez semanas, quede un poco sorprendido. Me imaginé que viviría por debajo del umbral de la pobreza con recursos limitados, pero esto fue muy al contrario. El dormitorio en el que estoy durmiendo es más grande que mi habitación en casa y con un cuarto de baño personal, a nuestra llegada el olor de la comida deliciosa llenó la casa, junto a los otros miembros de la familia esperando por  nuestra llegada.

La primera semana es la de inducción, que consiste en obtener una mayor comprensión del proyecto y, en general lo que se espera en las próximos diez semanas.

Estoy muy complacido de que se me haya colocado en el programa agrícola ya que en casa soy un jardinero en paisajismo y esto es justo mi area y sin duda algo  en lo que tengo una buena experiencia. La única diferencia es que en Bolivia estaré trabajando con verduras en contraposición a las flores.

Lamentablemente después de estar aquí solo por tres días tuve que ir a la clínica después de despertarme por la noche con dolores insoportables de estómago. Si bien en un primer momento creí que era algún tipo de intoxicación alimentaria, resultó que lo que estaba experimentando era apendicitis y rápidamente necesitaba que mi apéndice sea removido. La atención de salud proporcionado por ICS y la clínica local era increíble y no podría haber pedido un mejor servicio, que es obviamente muy importante cuando es en un país diferente.


Afortunadamente tuve una recuperación muy rápida y fui liberado tres días después de la cirugía; Así que de vuelta a la oficina fui a continuar la planificación de las próximas diez semanas, de lo cual  estoy realmente emocionado. Hasta ahora he visitado dos de las productoras que cultivan verduras en El Alto, Doña Eduarda y Doña Emiliana; Eduarda es una de las productoras más avanzadas, y Emiliana probablemente la menos, pero las dos necesitan asistencia.

Esta última semana, tuvimos nuestro Action Friday, el primero de el cohorte. Organizamos todo el día  y dividimos a todos los voluntarios, los cooperantes y los Team Leaders en equipos. Nos pusimos en marcha para ayudar a las productoras mencionados en diversas tareas de mantenimiento en el invernadero, la construcción de un cubo de compostaje y personalmente siento que este día fue un éxito absoluto y me dio la confianza para las siguientes semanas.

Todos en nuestro equipo son tan apasionados y muy aficionados en hacer progresos para el empoderamiento de la gente de La Paz y El Alto. Con un grupo tan inspirador de individuos de todas las edades es muy difícil tener un mal día, mezclado con las actitudes positivas a pesar de las tareas gigantescas que nos hemos propuesto nosotros mismos. Los coordinadores del equipo Cameron y Katyussa hacen un trabajo increíble para motivarnos y mantener una sonrisa en nuestros rostros.

No comments:

Post a Comment