HOME       VOLUNTEER OVERSEAS       BLOGS

Monday, February 2, 2015

Cada experiencia es valorable..

Escrito por Carla Andrea Urrelo Lara
Han pasado 7 meses  desde que ingrese a trabajar en este proyecto y en este tiempo ha ido transcurriendo cambios notables tanto en la manera de organización de equipo como el  modo de involucrarnos con la población meta: las productoras. 

Hace un mes volvieron al Reino Unido cinco  UKV, que llegue a apreciar mucho, quienes con su inteligencia y pasión por el proyecto  aportaron en gran medida al desarrollo de este y a la vez  construimos una linda amistad y grata experiencia trabajando juntos. Por otro lado recibimos al cohort  11 y específicamente en nuestro equipo a  seis  muchach@s multifacétic@s que tienen bastantes habilidades y  siento que  contribuirán bastante; 
También vi transitar a dos nuevos Team Leaders y un compañero cooperante. Cameron quien hace casi cuatro meses llego con aire fresco, abierto a recepcionar propuestas, con mucha energía para motivar el equipo y gracias a quien se ha logrado avanzar mucho. Katyussa que cuenta con mucha experiencia y trae innovadoras ideas respecto a las metas que en este cohorte nos proponemos. Mateo ex compañero cooperante quien con su entusiasmo contagioso ahora pertenece a otro proyecto, y  Alejandro actual cooperante que se unió en este cohorte al equipo y  demuestra mucho conocimiento  aportando ideas interesantes para ser trabajadas.

Pienso que este tiempo es una experiencia gratificante que el voluntariado implica,lo cual  hace dar cuenta de la importancia de ciertas cosas: 

- Si es que realmente se quiere hacer un impacto y marcar una diferencia es necesaria   la pasión  y dinamismo, tanto como la seriedad y compromiso responsable para trabajar.


- El voluntariado, más allá de las palabras trilladas de “solidaridad  y voluntad” con las que usualmente se lo asocia,  es una oportunidad para el crecimiento personal y contribución mutua para mejorar  la calidad de vida. Calidad de vida de quienes? Todos los involucrados: población meta con la que se trabaja, voluntarias/os, Team Leaders y cooperantes técnicos.


Entonces ¿Que es calidad de vida? Vivir en condiciones donde estén cubiertos recursos tangibles y no tangibles para poder vivir plenamente. Con esto quiero decir que las  carencias que se puede llegar a percibir no solo se traducen a una falta de vivienda, recursos básicos o educación académica, sino también a la carencia de habilidades  para  resolución de conflictos,  capacidad de improvisación, tolerancia a la frustración, resistencia, recursos emocionales para la  adaptación y si queremos adentrarnos más en ese rumbo podríamos hablar de inteligencia emocional.
Para ello mi recomendación es que vengan con la mente dispuesta a abrirse a todo tipo de posibilidades y una actitud humilde para aprender lo que Bolivia es y así lleguen a enriquecerse y enriquecer con experiencias altamente relevantes para sí mismos y su entorno.


Abrir la mente a posibilidades  es vital! como bien dice la frase “nada es seguro todo es posible” que aunque es una frase tan corta y simple implica mucho de lo que podrían vivir en Bolivia, llegando al final  a percibir que  se trata de un bello país con diversos matices y colores, variedad de paisajes y contextos socio-económicos-culturales. Variedad de gente, tradiciones y cultura enmarañados en un caos funcional y de extraña manera organizado. Por lo tanto será necesario romper y  despojarse de ciertos esquemas, hábitos y  estereotipos mentales muy fuertemente arraigados al cerebro como parásitos o sanguijuelas que pueden llegar a impedir la adaptación y disfrute.

Por lo tanto el choque cultural que podemos llegar a sentir es tremendo, pero otra vez recurramos a la apertura de mente y entendimiento de la situación. Muchas veces note bastante frustración y enojo cuando las cosas no se realizan de la manera a la que están acostumbrados o de la manera que fue planificado dentro de las horas y días exactos, lo cual es cierto que es muy molesto y un tanto perjudicial, pero como toda dificultad en la vida, esta situación conlleva algo bueno también: debido a que ciertas planificaciones pueden cambiar en los últimos minutos, uno puede llegar a generar una mayor tolerancia a la frustración y  plantear pro-activamente posibles alternativas o soluciones a inconvenientes que pueden acontecer en el momento para salvar la actividad o situación. De modo que podríamos volvernos un tanto expert@s en la improvisación.

Trabajar con la población meta es decir con las productoras ha sido y es, enormemente enriquecedor en lo personal y académico. He conocido diferentes contextos o situaciones de productoras debido a sus diferentes historias personales, actitudes y  las decisiones que van tomando día  a día.  Hay productoras que llegan a tener mucho éxito en el cuidado de sus invernaderos y la comercialización de sus vegetales así como también en otros trabajos  que ellas se proponen realizar debido  a la autodisciplina, conocimiento y liderazgo que poseen, por otro lado hay productoras en condiciones precarias a causa de la desinformación y quizás mala administración o uso de sus  recursos. Lo cual me lleva a la frase “La pobreza no está en los bolsillos, si no en la cabeza” y con esto me refiero a que  la educación es vital en todo programa de desarrollo, compartir saberes, información, valores, actitudes, contagiar liderazgo es parte importante del empoderamiento de todos para lograr un verdadero desarrollo comunitario de todos los beneficiarios.




En resumen trabajar con las productoras, cooperantes, Team Leaders, l@s voluntari@s, ICS staff está siendo una experiencia personal de vida muy valiosa que se convierte en un continuo aprendizaje de todas las personas con las que trabajo, o un “darse cuenta” del trasfondo de muchas situaciones que van transcurriendo en estos meses, sean estas buenas o malas.





No comments:

Post a Comment