HOME       VOLUNTEER OVERSEAS       BLOGS

Tuesday, January 20, 2015

De La Playa a La Paz

Escrito por Cameron Angus

'Un mar en calma nunca hizo a un marinero experto'

Hace dos semanas yo estaba descansando en una playa de Colombia a 30 grados de calor. Era mi octavo día consecutivo en la playa, y la idea de volver al frío de La Paz y enfrentar diversos retos, trabajando tres meses mas en el proyecto no era algo apetecible. A veces la dificultad no solo se presenta en el manejo de los proyectos si no tambien para coordinar las expectativas y deseos de los voluntarios y hacer coincidir con los deseos de nuestro socio. Este  equilibrio es difícil de lograr. En pocas palabras, trabajar en desarrollo es difícil, y descansar en la playa era fácil.

Como un grupo de líderes de equipo, también nos enfrentamos a muchos cambios. Un mayor número de voluntarios del Reino Unido, un nueva coordinadora de proyecto, y una rotación de cooperantes ha cambiado la estructura con la que yo estaba acostumbrado. Por otra parte, el hecho de que sea un cohorte más corto de sólo 10 semanas (30 días specificamente en proyecto) hace que sea más difícil lograr progresos visibles y manejar las expectativas. Estoy completamente consciente de que este es mi último cohort aqui en Bolivia y mi última participación con Servicio Internacional y ICS después de 10 meses en total como voluntario y coordinador de proyecto. Y con esto hubo una cantidad de aprehensión: habia aportado yo con mi granito de arena? ¿hay algo que he dejado atrás? ¿Cualquier progreso que hemos logrado se perderá en el futuro?

Una semana de grandes contrastes: a la izquierda, Playa Blanca, Cartagena; a la derecha, El Alto, Bolivia (donde se implementa el proyecto)
Después de haber conocido a mi nueva coordinadora de proyecto, Katyussa Veiga, no estoy preocupado sobre la tercera pregunta. A pesar de haber tenido sólo dos días oficiales que se centraron específicamente en el proyecto, la realidad es que me siento más cómodo que nunca sobre saliendo el proyecto en diez semanas, no porque estoy cansado, sino porque estoy convencido que con Katyussa continuando para guiar durante al menos tres meses después de mi partida, el proyecto continuará desarrollandose de la manera correcta. Este sentimiento esta reforzada por la continuación de Carla Urrelo Lara como una cooperante del equipo, y la llegada de Alejandro Reque del equipo “Empoderando a la Niñez y Juventud”. Después de haber trabajado con los dos anteriormente, sé lo afortunados que somos de tenerlos y cuánto van a ofrecer a este equipo durante la duración de sus estancia aquí, hasta junio.

Mi sentimiento de alivio sobre el futuro del proyecto más allá del tiempo que me quede aquí es igual, o mejorado, que mi sentimiento de emoción a causa de las ultimas semanas que me quedan  aquí en Bolivia. No sólo estas semanas me dan la oportunidad de trabajar junto a Katyussa, Carla y Alejandro, sino también con nuestros nuevos voluntarios del Reino Unido, Connie, Serin, Ewa, Freddie, Lucy y Myles. Nunca he visto a un grupo tan nuevo evaluar rapidamente con precision a un proyecto tan  multifacético, encontrando los retos a los que nos enfrentamos, y proponer soluciones que realmente beneficiarán al proyecto para los próximos tres meses y más allá. Yo no cambiaría a ninguno de ellos.

Cohorte 11 del Servicio internacional de Bolivia: La inclusión de personal del ICS, Jefes de Equipo, cooperantes, voluntarios del Reino Unido y de Familias

La verdad ahora, despues de haber conocido a mi equipo y discutido nuestras propuestas para los próximos tres meses, es que la playa en Colombia ya no es atractivo. A pesar de ser muy temprano en este cohorte, me siento más entusiasmado que nunca sobre las ambiciones del proyecto y más decidido a asegurar que mis semanas que quedan son las más satisfactoria. Y con Katyussa, los cooperantes y los voluntarios británicos que tenemos, estoy absolutamente seguro de que ese será el caso. Estoy muy agradecido de que soy capaz de pasar mis últimas 10 semanas aquí con un grupo tan simpático y talentoso.

--------

También me gustaría agradecer especialmente a los voluntarios del Reino Unido que ofreció mucho para el proyecto durante los últimos tres meses: Nandini, Becky, Nick, Katie y Chelsea, y Mateo Vera de la Vega, nuestro cooperante boliviano de 6 meses, quien ha unido al equipo de Inclusión. Todo su esfuerzo y compromiso con el proyecto fue y siempre será enormemente apreciado, y siempre van a ser parte de este equipo.

No comments:

Post a Comment