HOME       VOLUNTEER OVERSEAS       BLOGS

Tuesday, November 18, 2014

Un consejo


Antes de empezar, puedo decir que no soy una escritora, prefiero trabajar con números
Por lo tanto comparado con el ultimo blog de Focapaci podrían creer que una niña de cinco años escribió esto, pero la verdad es que soy una mujer de 21 años de edad.

Consejo: Nunca accedas escribir un blog después de alguien con mucho talento y creatividad, donde una línea puede hacerte pensar “Santo Cielo, eso es profundo”

Ahora déjenme ir al punto.

Nos advirtieron de antemano que el voluntariado en un nuevo país no sería un camino de rosas, y por mucho que intentes disputar esto, dentro de las primeras semanas tu encuentras que tenían razón. Te dices a ti mismo en varias ocasiones 'No puede ser tan malo, sin duda. "Y hasta cierto punto, no lo es, es manejable, pero habrá momentos en los que te quieres dar por vencido, te sientes impotente y sólo quiere hacer las maletas. Espero que esta lectura  prepare a los futuros voluntarios acerca de su porvenir, así como también deje ver a otros que no es tan sólo diversión y juegos, como las imágenes pueden hacerte creer.

Empecemos con “La hora Boliviana” "Mientras que en Inglaterra, la puntualidad es una característica clave de los empleadores buscan, en Bolivia, es una historia diferente. Nos advirtieron varias veces durante nuestro entrenamiento de dos días en York sobre “La Hora Boliviana”. Básicamente, esto significa que si tú planeas encontrarte  en un determinado momento, añade una hora más y podrías estar un poco más cerca del momento en que el plan sigue adelante. Para gente como yo,  impaciente, es una lucha y muy estresante, a veces, lidiar con “La hora Boliviana”  Apenas la semana pasada añadimos media hora para nuestro tiempo de reunión, para hacer frente a la probabilidad de que uno de nuestros miembros del equipo podría llegar tarde. Esperar alrededor de esa hora se convierte en la norma.

Consejo: Planea algo productivo que hacer en este tiempo, tal como repasar tu vocabulario en español.

Esperando durante un día de trabajo.
  
A unos cuantos días de llegar a La Paz los dolores de cabeza, enfermedad y diarrea empezaron. La diarrea ya no es un tema prohibido que te hace sonrojar, en lugar de eso es uno de los principales temas de conversación.  Hablar  de los hábitos alimenticios de alguien es un hábito que ocurre regularmente.

Existen numerosas causas de estas enfermedades, de las cuales sufrirás al menos una vez. La altitud es una de ellas. La Paz está más o menos a  11,975 ft  sobre el nivel del mar, causando que los niveles de oxígeno sean mucho más bajos que en otros lugares. Esto no es tan malo como la gente cree, con sólo unos pocos en el grupo que sufren  dolores de cabeza leves o un poco de diarrea. Esto pasa con el tiempo y ahora es sólo perceptible cuando subes  la colina asesina hacia  la oficina. En lugar de ello es la poca comida malvada de la que  debes tener cuidado. ¿Cómo algo tan perfecto  puede causar algo tan horrible? Mi cohorte ha sido descrito como el cohorte más enfermo hasta el momento y a continuación está el porqué. 

Hay dos tipos de personas en mi cohorte: 

1) La mayoría de los que piensan que son superhumanos y comen cualquier cosa que se les antoja desde el segundo que están aquí. Estas son las personas que han sufrido E-coli, parásitos y  salmonela. Ahora ellos ven la diarrea como algo normal y siguen comiendo lo que les plazca. Yo soy una de esas personas y posiblemente te preguntaras "¿Vale la pena?" Por dos días estuve comiendo comida blanca (verduras hervidas, pollo hervido, arroz, galletas craker) y al tercer día lloré un poco, sabiendo que no podía comer lo que yo quería. Ese fue el ultimo día que comí comida blanca.

2) Los que toman un gran número de precauciones, desinfectando constantemente sus manos, comiendo con cuidado mientras babeo en mi empanada. Entonces un día algo va mal y tú, honestamente, podrías creer que están muriendo por la manera en que actúan. Y resulta ser ataque rápido de la diarrea.

Consejo: Vale la pena, comer lo que quieres, porque sin duda, te enfermaras de todas formas.

Mateo, un cooperante en nuestro equipo, comiendo un cuyo durante la Feria de Agricultura Urbana.


El Español no es obligatorio para el voluntariado en Bolivia, pero un pequeño consejo, práctica, práctica, práctica. Mi español no es fluido en lo más mínimo, y lo he encontrado muy dificultoso a veces para mantenerse al día con las cosas que suceden en mi proyecto. Esto puede estar relacionado con el hecho de que todos los demás en mi equipo tiene al menos un español semi-fluido, y a veces olvidan traducir, pero aun así odio ser esa carga. Si pudiera volver atrás, habría comenzado a practicar tan pronto como me enteré de que fui aceptada, pero lamentablemente ahora esto es algo con lo que tengo que lidiar y superarlo. No me malinterpreten, mi nivel de español ha aumentado de forma espectacular, pero estoy todavía muy por detrás del resto de mi equipo y, a menudo odio eso, ese es el caso.

Consejo: Practica, incluso si es diez minutos al día. Cuanto más sepas, mejor.

Una cosa que digo, cuando se trata de entrevistas de trabajo, es que soy una gran participante en trabajo de equipo, pero es tan fácil decir eso sin que sea cierto. En mi caso yo disfruto trabajar en equipo… hasta cierto punto. Trabajar tan cerca con increíbles personas inteligentes e igualmente apasionadas, resulta difícil con el tiempo. Situaciones que podrían decidirse en unos minutos, ahora pueden tardar hasta dos horas. Las áreas son criticadas luego criticadas una y otra vez para planear con seguridad hasta que se tenga un plan de contingencia para cada cosa que  posiblemente pueda salir mal. 

Consejo: Tómate su tiempo, respira, y recuerda que usted y su equipo están haciendo una diferencia, no importa el tiempo que tarde.

El equipo, listo por construyendo.

Por mucho que te  molestes con las personas dentro de tu equipo, o de todo tu cohorte, te das cuenta de que estás rodeado de gente increíble. Puedo quejarme mucho, pero últimamente quiero a cada una de las personas con las que trabajo y no cambiaría a ninguna de ellas, o el país en el que estoy trabajando, ya que estas semanas han sido las mejores seis semanas de mi vida. Nos hemos convertido en una familia y las dificultades que aparezcan  siempre se pueden superar con la ayuda de la familia.

Consejo: Aunque sientas que nada va a tu manera, solo confía que saldrá mejor, y el número de  tiempos buenos superaran aquellos días que no fueron así. Tu puedes!

Escrito por Chelsea West



(Nota: No todos las/os bolivianas/os llegan tarde a las reuniones.)

No comments:

Post a Comment